sábado, 20 de marzo de 2010

El gobierno indio decide legalizar la pena de muerte en secuestros de aviones


El gobierno indio decide
legalizar la pena de muerte
en secuestros de aviones
La medida fue tomada en una reunión de Gobierno presidida por el primer ministro indio, Manmohan Singh, con vistas a incluirla en la Ley Anti-Secuestros de 1982, después de las deliberaciones previas de un grupo de Ministros constituido para estudiar el asunto.
"Como se habla de abolir la pena de muerte en todo el mundo, el Gobierno constituyó un grupo de ministros para discutir este asunto.
La propuesta ha sido aprobada en el gabinete", dijo la ministra de Información, Ambika Soni, citada por la agencia india IANS.
El Gobierno presentará las enmiendas a la ley ante el Parlamento el mes que viene para su aprobación.
El nuevo texto permitirá a las Fuerzas Aéreas interceptar un avión secuestrado y forzarlo a aterrizar, y también a derribarlo, si existe evidencia de que podría ser usado como proyectil contra instalaciones consideradas vitales.
La decisión del Gobierno llega tras un prolongado debate causado por el secuestro en 1999 de un avión de la aerolínea Indian Airlines, que obligó a las autoridades indias a poner en libertad a varios insurgentes a cambio de la salida de los rehenes.
En esa ocasión, el avión aterrizó en la localidad india de Amritsar, pero las fuerzas de seguridad no lograron inmovilizarlo y los secuestradores lo llevaron hasta la ciudad afgana de Kandahar, donde tuvo lugar el desenlace del secuestro.
En la India, la justicia aplica la pena capital siguiendo el principio "rarest of the rare" ("el más raro entre los raros"), para crímenes que llevan consigo especial violencia o alevosía, como un asesinato tras una violación o una alta traición al Estado.
La Corte Suprema dejó un margen de discrecionalidad, porque no tipificó los casos incluidos en este principio