viernes, 14 de agosto de 2009

REPATRIACION DE BALWINDER SINGH



Un residente en el CETI se acoge al plan de repatriación voluntaria

Balwinder Singh optó por adscribirse a este programa de retorno.Una inmigración de ida y vuelta. Así puede definirse el viaje emprendido por Balwinder Singh, el indio residente en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, CETI, que este martes emprendió su retorno a casa en el marco del plan de repatriación voluntaria que el Gobierno de la Nación desarrolla desde 2003.
Esta iniciativa permite que, aquellos inmigrantes en situación del vulnerabilidad, es decir, sin posibilidad de regularizar su situación, puedan volver a su país de origen en igualdad de condiciones con quienes han percibido la prestación por desempleo. Singh había pasado en la ciudad más de dos años y medio, según estimaron otros compatriotas alojados en el CETI, así que presa del hastío y tras desistir en su ilusión por obtener el permiso de residencia, ha optado por el retorno a la India.Estas mismas personas en situación irregular, al no haber contactado telefónicamente con Singh, creen que podría encontrarse en un Centro de Internamiento para Extranjeros, CIE, a la espera de tomar el vuelo que lo llevará a su país de origen.Varios compañeros indicaron que el retorno fue “inesperado” ya que ese día, como hizo en otras ocasiones, según las mismas fuentes, acudió a la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía para interesarse por las gestiones de su solicitud de repatriación. Para su sorpresa, recuerdan los residentes en el centro del Jaral, los agentes le comunicaron que podía partir el martes y lo citaron sobre las 14.00 horas en las dependencias de Colón para ser acompañado por dos efectivos a tomar el ferry hacia Algeciras. Las personas en situación irregular consultadas por este medio insisten en que no viajó solo, sino que junto a él se encontraba un ciudadano de nacionalidad libia que también residió en el CETI hasta el martes.El Ministerio de Interior, responsable de gestionar la devolución de inmigrantes, ya aclaró en actuaciones anteriores que la salida progresiva de los indios responde a los expedientes de cada uno de ellos, los cuales se encuentran en distintas fases de tramitación, motivo por el que se da una diferencia de tiempo que oscila de varios meses a un año aproximadamente, según la experiencia de los anteriores inmigrantes del CETI que ya se adscribieron al plan de repatriación voluntaria.Por su parte, el grupo de indios que sobreviven en los montes próximos al pantano del Renegado desde hace 16 meses explicaron que respetan la decisión de Balwinder Singh aunque no comparten su decisión. El grupo de 54 inmigrantes indios que abandonó el centro del Jaral solicitó al Ministerio del Interior que acepte su regularización en España por llevar cerca de tres años en el país y para lo que han organizado diversas actividades durante este tiempo para captar la atención de la opinión pública con el objetivo de que la Administración General del Estado se solidarice con su causa y les permita permanecer en la península con un permiso de trabajo. El grupo afirman que ha pasado en la ciudad autónoma una media de tiempo superior a los dos años.