sábado, 1 de agosto de 2009

INDIA: RECORD DE HAMBRE Y DESNUTRICION


SEGÚN UN INFORME DE Navdanya Trust
India emerge como el nuevo centro mundial del hambre y la malnutrición
India está emergiendo como el centro mundial del hambre y la malnutrición, según un informe del grupo Navdanya Trust, que indica que hay más de 200 millones de personas --o uno de cada cuatro indios-- que carecen de los suficiente para comer.
La directora de esta organización y experta en medioambiente, Vandana Shiva, afirmó que en la actualidad hay más hambrientos en India que en el África subsahariana. El Gobierno, por su parte, no ha respondido al informe, recoge la BBC, pero sí ha subrayado en repetidas ocasiones que se han hecho grandes progresos durante los últimos años para mejorar la seguridad alimentaria del país mientras su población crece a un ritmo de 18 millones de personas cada año.
El Gobierno también arguye que los estados del país deben asumir una responsabilidad mayor para asegurar que hay suficiente comida para todos, especialmente en las zonas rurales afectadas por las malas cosechas.
Shiva también señala que hay 57 millones de niños en India que están por debajo del peso recomendado a sus edades debido a la malnutrición. La organización indica que el consumo de alimentos per cápita en India ha disminuido desde los 186 kilos que se consumían anualmente en 1991 a los 152 en 2001, a pesar de los subsidios gubernamentales que tienen un coste de miles de millones de dólares.
El informe se basa en los datos de las encuestas realizadas por el Gobierno así como por el material de la organización. Shiva se mostró crítica con los cereales modificados genéticamente y con los fertilizantes químicos, asegurando que sólo sirven para aumentar los costes de la producción alimentaria y, en algunos casos, obligan a los agricultores a endeudarse, lo que en ocasiones les lleva al suicidio.
El informe sigue a un estudio de la ONU publicado en junio que aseguraba que el hambre en Asia del Sur había alcanzado el mayor nivel de los últimos 40 años debido al aumento del precio de los alimentos y del combustible y a la crisis económica.