miércoles, 5 de agosto de 2009

India dice a UNICEF que interrumpa ayuda para aliviar hambruna


India dice a UNICEF que interrumpa ayuda para aliviar hambruna

NUEVA DELHI - India pidió a UNICEF que deje de distribuir millones de dólares en ayuda para alimentación infantil, diciendo que la agencia lo había hecho sin permiso y a expensas de la asistencia local para combatir el hambre.
El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por su sigla en inglés) dijo que había dado a niños severamente desnutridos en dos estados indios, Bihar y Madhya Pradesh, un tratamiento para aliviar el hambre conocido como "Alimentos Terapéuticos Preparados" (RUTF por su sigla en inglés).
La agencia dijo que el alimento suministrado a nivel local no era suficiente para los niños en estado crítico.
India, donde vive la mayor cantidad de niños desnutridos del mundo, debe lidiar con una creciente desigualdad de la riqueza, pese a que en los últimos años su Producto Interno Bruto (PIB) creció gradualmente y adquirió un importante estatus mundial.
El Ministerio para el Desarrollo de Mujeres y Niños dijo que UNICEF no había informado al Gobierno la importación de 2,4 millones de dólares en RUTF en el 2008 y señaló que el dinero se podría haber gastado en otras cosas.
"Estas acciones no deben ocurrir. Lo que sea que (UNICEF) haya hecho, el daño debe ser contenido y debe remover (los RUTF). Y sus acciones futuras deben ser coherentes con sus palabras", dijo el secretario Shreeranjan.
"Puedo entender sus afinidades, pero las emociones no pueden ignorar los procedimientos y protocolos involucrados", añadió.
Shreeranjan dijo que la efectividad del producto no estaba ampliamente aceptada y que el Ministerio de Salud debía aprobarlo primero."No se debería hacer nada a nuestras espaldas. No se debería hacer nada en nombre de la emergencia cuando no hemos declarado una emergencia", afirmó.
UNICEF, que dijo que tenía una "fuerte relación de trabajo" con el ministerio, promueve el producto como un salvador de vidas en el Africa subsahariana.
"Los niños con desnutrición aguda están en riesgo de muerte inminente y necesitan un tratamiento inmediato que salve sus vidas", respondió UNICEF en un comunicado, añadiendo que el tratamiento fue aprobado por la Organización Mundial de la Salud.
UNICEF dijo que más de 400 millones de personas sufren hambre crónica en la región, que abarca los estados de Afganistán, Bangladesh, Bután, India, las Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka.