sábado, 29 de agosto de 2009

GUIA DE VIAJE: INDIA DEL NORTE



India del Norte Cachemira

Rodeado de altas montañas, el espectacular Valle de Cachemira es un lugar único. Durante muchos años ha sido imposible visitarlo por los continuos atentados de las guerrillas musulmanas, aunque en los últimos años parece que hay cierta calma. Es muy recomendable informarse antes de viajar para evitar sorpresas desagradables.
Desde Amritsar no hay vuelos directos, así que para llegar allí deberemos regresar a Delhi y enlazar con el vuelo a Srinagar. Jet Airways realiza esta ruta.
Ya allí, la estampa del lago Dal, la joya de Srinagar y, de fondo las montañas Pir Panjal es majestuosa. Pasear por las tranquilas aguas del lago en una típica Shikara es todo un lujo. El mercado flotante de flores y verduras es un estallido de olores y colores.
Los jardines del Imperio Mogol es otro de los lugares a visitar en Srinagar. Uno de los mas bellos es el de Shalimar Bagh, construido por Nur Jahan. El de Nishat Bagh, el Cheshmashahi con su bello pabellón mogol o el Pari Mahal son otros de los destacados.
Paseando por las callejuelas de la parte antigua de la ciudad podremos contemplar bellas construcciones en madera y varias mezquitas de estilo cachemir. La principal mezquita es la Jama Masjid construida por el sultán Sikander en 1394. Las 378 columnas que soportan el techo fueron realizadas cada una a partir de un único tronco de cedro del Himalaya. Otra curiosidad es que el interior de la mezquita de Pir Dastgir Sabih está recubierto de papel maché.
La primera mezquita construida en Cachemira fue la de Khangah of Shah-i-Hamadan en 1395. Otro precioso santuario es el de Naqshband Sabih construido en el siglo XVII. Si es posible hay que contemplar el techo recubierto de paneles de madera.
El museo Sri Pratap Singh, ubicado en un antiguo palacio de verano del marajá, contiene buenas colecciones de miniaturas, papel maché y bronces.
Otra de las delicias de Srinagar es alojarse en una casa flotante del lago Dal. Son unas villas flotantes bellamente decoradas con madera, con dormitorio, salón, cocina, baño y balcón con espléndidas vistas del lago. La mayoría están regentadas por familias que ofrecen la comida. Hay de todas las categorías incluidas las de lujo.
Cachemira es un lugar ideal para las compras, objetos de papel maché, la madera de nogal decorada, los chales de cachemira, las alfombras, el azafrán, o los frutos secos…
En el centro de la ciudad se pueden encontrar numerosas tiendas de peletería que confeccionan chaquetas y abrigos de piel a medida. Muchas de estas pieles son de animales en peligro de extinción por lo que os recomiendo evitar estas compras a pesar que para algunos los precios pueden ser muy asequibles.
A unos 16 kilómetros de Srinagar se encuentra Pampore que es el centro de la industria India del azafrán. En octubre los campos se llenan de color violeta. Avantipura, a 25 kilómetros de Srinagar tiene dos templos hindúes, el Awantiswarmi dedicado a Visnu y Awantsvara dedicado a Siva.
En Gulmarg se puede practicar el esquí en invierno y el senderismo en verano.
LadakhEl valle de Ladakh está la mayoría del año casi aislado del resto de India. Para llegar a Leh por carretera hay que cruzar alguno de los pasos de montaña más altos del mundo. Este asilamiento ha preservado un estilo de vida casi medieval, aunque con el turismo el cambio también está llegando a este Shangri La.
Para llegar a Leh desde Srinagar se puede realizar por carretera con vehículo todo terreno, dos días de duración (unas 18 horas) con parada en Kargil. Este trayecto solamente se puede realizar a partir del mes de mayo. Otra opción es regresar desde Srinagar a Delhi en avión y enlazar con el vuelo a Leh (Jet Airways). En una u otra opción y debido a la altura en todo Ladakh, es recomendable aclimatarse para evitar el mal de montaña.
Leh está situada a 3.505 metros de altitud y la mayor parte del año su cielo es azul intenso. Es un paraíso para los amantes al montañismo y al trekking, pero para practicarlo es aconsejable ir acompañado de guías locales expertos.
Sobre la parte vieja de la ciudad se encuentra el Palacio de Leh que fue construido en el siglo XVII por los reyes budistas de Ladakh y que tiene un parecido con el Palacio de Potala de Lhasa.
El Namgyal Tsemo Gompa fue construido en 1430 y es de adobe. En su interior hay una gran imagen del Buda Sakyamuni. Escondido en un laberinto de calles encontramos el Sankar Gompa conservado por una congregación de monjes gelukpa.
Otro lugar a visitar es la ciudad antigua de Leh donde hay numerosos chortens en mal estado y casas típicas de adobe. En esta zona se puede visitar el Soma Gompa, la Chamba Lhakhang y los murales medievales de la Chenrezi Lhakhnag. Allí, hay numerosos lugares que ofrecen cursos de yoga y meditación.
La mayor parte de los festivales en Ladakh se celebran en invierno. El más famoso, el festival de Ladakh, se celebra en Leh durante la primera quincena de septiembre.
Leh es un buen lugar para adquirir thangkas, joyería y pesados sombreros ladakhi repletos de turquesas. La forma más habitual para desplazarse por el Ladakh es en todo terreno compartido.
Hay numerosos trekkings para realizar, pero uno de los más espectaculares es la ascensión al Stok Kangri de 6.120 metros. Bien aclimatado se puede realizar en unos 5 o 6 días. Esta ruta se inicia en Stok, esta pequeña población es la residencia oficial de la familia real ladakhi que desde 1846 están desposeídos de poder. El Palacio de Stok y el pequeño Stok Gompa son algunos de los lugares a visitar.
Spituk es el punto de inicio de la ruta al valle Markha y Hemis que se realiza en unos 9 días. El edificio más emblemático es el Spituk Gompa construido en el siglo XV. En enero se celebra el festival Gustor y las danzas chaam.
A unos 5 kilómetros de Spituk se encuentra Phyang con su pintoresco Phyang Gompa. Cada tres años con motivo del festival Phyang Tsedup (julio-agosto) se desvela un enorme thangka, el próximo será en el 2010.
A unos 15 kilómetros de Leh encontramos Shey la antigua capital de verano de Ladakh, donde hay que visitar el Palacio Real, las ruinas del fuerte y el Gompa. A poca distancia se encuentra el Thiksey Gompa, prácticamente un pueblo dentro de un monasterio, y que en su interior encontramos una enorme figura de 14 metros de alto de Maitreya. Durante el festival de Gustor se celebran unas extravagantes danzas (octubre y noviembre).
Otros monasterios interesantes son Matho Gompa, Stakna Gompa y el espectacular Hemis Gompa.
Para visitar el valle de Nubra se precisa un permiso “Line Inner Permit” que solamente se obtiene en una agencia de viajes de Leh y es válido para siete días y se debe viajar en grupos de cuatro personas. Para llegar a este valle hay que cruzar el Khardung La, el paso más alto del mundo de 5.602 metros de altura.
Otro valle interesante por sus monasterios es el de Chemrey, pero para acceder hay que superar el tercer puerto de montaña más alto del mundo, el de Chang La de 5.289 metros de altura.
Volviendo, desde el aeropuerto de Leh tomaremos el avión para regresar a Delhi y enlazar con un vuelo destino a Europa.