sábado, 11 de julio de 2009

Violencias contra cristianos en Punjab


Violencias contra cristianos en Punjab: exhortación de la comisión Justicia y Paz
Lahore – Nuevas violencias de grupos islámicos contra cristianos en Punjab preocupan a las iglesias cristianas. En el último grave episodio, del pasado 30 de junio, una muchedumbre de 600 musulmanes atacaron más de cien casas cristianas en Bahmani, una aldea en el distrito de Kasur, en la provincia de Punjab. Según cuanto comunica a Agencia Fides la Comisión “Justicia y Paz”, en el seno de la Conferencia Episcopal del Pakistán, los ataques han devastado las casas de los cristianos y sus propiedades. Estas han sido saqueadas o destruidas. En consecuencia, más de 110 familias cristianas (un total de 700 personas) se han visto obligadas a fugar y viven sin un techo en las áreas limítrofes.Los religiosos islámicos de la mezquita local han incitado a la violencia a los musulmanes de la aldea, invitándolos a “dar una lección” a los cristianos, acusándolos de blasfemia. Según una reconstrucción de la Comisión, los incidentes están vinculados a un episodio de los días precedentes, cuando un joven cristiano, Arif Mashi, tuvo una discusión con Muhammad Riaz, un joven musulmán. De aquí la degeneración de la discusión, la falsa acusación de blasfemia y la violenta reacción contra los cristianos de la zona.Una delegación de la Comisión “Justicia y Paz”, guiada por P. Emmanuel Yousaf Mani, visitó la zona y constató los daños. Dirigió un llamado al gobierno para que pueda cubrir los gastos de los cristianos afectados, investigar sobre el episodio y condenar a los culpables. La Comisión ha pedido nuevamente al gobierno la tutela y la protección de las minorías religiosas, que no pueden ser aterrorizadas, amenazadas y maltratadas sin que el estado intervenga. Además la Comisión ha atraído la atención de la opinión pública sobre la controvertida ley sobre la blasfemia, que es frecuentemente instrumentalizada para afectar a las minorías religiosas no musulmanas.Las autoridades civiles de Punjab han reconocido la gravedad de los incidentes y anunciado una compensación para las víctimas. También Shabaz Batti, Ministro Federal para los Asuntos de Minorías, visitó el área y prometió intervenciones gubernamentales para la reconstrucción de las casas destruidas.Un Comité islámico cristiano, formado por algunos líderes locales, destacó que el Islam no admite crueldad y violencias hacia las otras comunidades religiosas y está tratando de pacificar ambas comunidades.