martes, 14 de julio de 2009

PROTESTA CONTRA EMPRESA JINDAL


Bloquearán frontera de Bolivia con Brasil para protestar contra india Jindal

Líderes regionales de la localidad boliviana de Puerto Suárez (este) convocaron hoy a bloquear mañana la frontera con Brasil para exigir a la empresa india Jindal Steel que cumpla con la promesa de generar empleos en esa región.
El presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, José Luis Santander, dijo a Efe que los pobladores de la zona impedirán el paso por el "Puente de la Amistad", que conecta a Bolivia con Brasil, y bloquearán el ferrocarril y las carreteras de la región.
Santander explicó que la protesta se debe a que la firma minera, que se adjudicó la explotación del yacimiento de hierro Mutún en esa localidad, tiene la intención de contratar a profesionales de otros departamentos para emprender su proyecto siderúrgico.
"La empresa Jindal no ha cumplido con un compromiso de capacitar a la gente (de Puerto Suárez para trabajar en la mina). Tampoco están tomando en cuenta a los profesionales de la región y están trayendo a gente de otras regiones", señaló Santander.
El proyecto minero está instalado cerca de la frontera con Brasil, en el cerro del Mutún que, según el Gobierno, posee reservas de hierro y de otros minerales por 40.000 millones de toneladas.
Jindal, que prometió invertir 2.100 millones de dólares en esa mina, tiene un contrato de riesgo compartido con el Estado boliviano desde 2007.
Cuando se le adjudicó el proyecto, la minera india también se comprometió a generar empleos para los habitantes de Puerto Suárez.
Por otra parte, los líderes regionales han demandado además la renuncia del presidente de la estatal Empresa Siderúrgica Mutún (ESM), Guillermo Dalence, a quien acusan de "incumplir su rol de fiscalizar los trabajos de la empresa Jindal en el cerro Mutún".
José Luis Santander indicó que hace dos semanas se presentó al Gobierno una denuncia en contra de Dalence por supuestos actos de corrupción y que hasta ahora no han logrado una respuesta al respecto.
En abril pasado, el Ejecutivo entregó a Jindal las tierras necesarias para que comience la explotación del yacimientos.
Actualmente, la compañía emprende obras de rehabilitación de una carretera de 100 kilómetros entre la mina y la hidrovía de los ríos Paraguay-Paraná para exportar el mineral.
La venta del hierro al exterior está sujeta a la presentación de los planes de trabajo e inversiones por parte de Jindal, documentos que deben ser entregados por la empresa a las autoridades hasta agosto próximo.