martes, 23 de junio de 2009

ACUERDOS CRISTIANOS EN INDIA



Histórico acuerdo entre confesiones cristianas de la India
Un histórico “memorándum de entendimiento” para reforzar el cristianismo y promover la armonía religiosa en la India fue sellado en los pasados días por los tres organismos más representativos de la comunidad cristiana de la India: la Conferencia Episcopal católica, el Consejo Nacional de las Iglesias y la Asociación Evangélica de la India, que representa a las diversas denominaciones protestantes.
Hindúes piden que pare la violencia contra los cristianos
Los firmatarios del memorándum, que sella una alianza ecuménica de los fieles de la India, fueron el Arzobispo Vincent Concessao (delegado de la Iglesia Católica); el Obispo K. Sahu, del Consejo Nacional de las Iglesias; el Obispo John Gollapalli, para los Evangélicos.
El documento se titula “Nuestro viaje unidos hacia Cristo” y afirma, en su preámbulo, que el espíritu compartido es el de la confianza y la cooperación recíproca: “Nos comprometemos a celebrar, entrar en diálogo y actuar juntos, para glorificar al Único Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo”.
El memorándum anota, entre sus objetivos el construir vínculos más fuertes entre las comunidades cristianas índicas, para así promover la armonía interreligiosa en el país. Se quiere contrastar los prejuicios creados contra los cristianos, revelando el auténtico rostro del cristianismo en India, en servicio del bien común de la nación, alentando la activa participación de las Iglesias en la vida social.
Una colaboración activa será buscada sobre todo en aquellos lugares y escenarios en los que las comunidades cristianas han sido atacadas: el objetivo es obtener una mayor tutela gracias a una representación común de los creyentes en Cristo ante las instituciones civiles.
Las Iglesias destacan el punto de la defensa de los derechos humanos y de las comunidades más débiles, enfermos y marginados, como servicio a Cristo que se hace presente en los pobres. Se destaca, de este modo, el compromiso por la defensa y la promoción de los derechos de los sin casta.
El documento señala que la unidad de las Iglesias cristianas en India, perseguida con estrategias y modalidades comunes, podrá favorecer a todos los fieles y comunidades en la nación, puestas frecuentemente a prueba en su testimonio cristiano.