sábado, 27 de junio de 2009

4 PUNJABIS A LA CARCEL POR ESTAFA...


Detenidas cuatro personas por comprar con tarjetas bancarias manipuladas
Barcelona-Los Mossos d'Esquadra detuvieron el 12 de junio a cuatro personas por realizar compras en un centro comercial de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) con tarjetas bancarias manipuladas, y disponer de aparatos electrónicos para falsificar tarjetas en una habitación de hotel del mismo municipio. Según ha informado hoy la policía autonómica en un comunicado, los hechos se produjeron cuando una dependienta de un establecimiento de un gran centro comercial de Sant Boi de Llobregat detectó que unos clientes pretendían realizar una compra con una tarjeta bancaria manipulada. Los cuatro individuos, que se encontraban en una joyería del centro comercial, se interesaron por un reloj de una conocida marca valorado en más de 200 euros, y uno de ellos entregó a la dependienta su pasaporte y una tarjeta bancaria para realizar el pago.
Ambos documentos coincidían en los datos, pero la dependienta observó que diferían respecto al tique de pago, por lo que sospechó de que la tarjeta había sido manipulada.
Cuando los hombres abandonaron el establecimiento, la dependienta avisó rápidamente a los vigilantes de seguridad del centro comercial, que iniciaron la búsqueda de los sospechosos y alertaron a los Mossos d'Esquadra.
Tras localizar a los cuatro individuos y proceder a su registro, se encontraron un total de once tarjetas bancarias presuntamente manipuladas.
Los detenidos, todos de origen paquistaní, fueron identificados como Jasey Nicky S., de 23 años; Suukhdeep Singh T, de 21 años; Maninder Singh B., de 22 años; y Harpreet Singh R., de 28 años.
Los Mossos descubrieron que, además del establecimiento que dio el aviso, los detenidos habían realizado compras como mínimo en dos tiendas más del centro comercial, adquiriendo artículos de reconocidas marcas, por un valor superior a los 700 euros.
Rápidamente se iniciaron las gestiones para localizar el domicilio de los detenidos, que se alojaban en dos habitaciones alquiladas en el mismo municipio, y en su interior se encontraron diferentes aparatos informáticos para manipular tarjetas bancarias, como un lector/grabador de bandas magnéticas.
También un ordenador portátil, tarjetas bancarias, soportes de plástico en forma de tarjeta y con banda magnética para almacenar información, documentación diversa y productos comprados fraudulentamente con las tarjetas manipuladas.
Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Sant Boi de Llobregat en funciones de guardia, decretándose su ingreso en prisión como autores de un delito de falsificación de moneda y diversos delitos de estafa.