domingo, 1 de febrero de 2009

TATA MOTORS ANUNCIA PERDIDAS


La india Tata Motors anuncia

pérdidas netas en el otoño de 2008

El primer constructor automóvil indio, Tata Motors, propietario de Jaguar y Land Rover, que tiene dificultades para lanzar el coche más caro del mundo, anunció el viernes pérdidas netas en otoño de 2008 resultantes de la caída de los pedidos.
Después de registrar un recorte de sus beneficios netos en verano, la filial de automóviles y camiones del conglomerado Tata sufrió una pérdida neta de 2.630 millones de rupias (53 millones de dólares) entre octubre y diciembre, contra un beneficio neto de 5.000 millones de rupias un año antes.
El volumen de negocios bajó un 34% en un año, a 47.500 millones de rupias, según un comunicado. Tata Motors vendió 98.760 vehículos durante el trimestre, contra 144.608 unidades un año antes.
El constructor se las ve y se las desea para lanzar su minicoche "revolucionario" más barato del mundo, el Nano, prometido a 2.500 dólares: en octubre abandonó su fábrica casi terminada en el Estado de Bengala Occidental (este) por un conflicto sobre el alquiler de los terrenos industriales y decidió llevarla al Estado del Gujarat (oeste), con el consiguiente retraso.
Tata Motors compró en primavera de 2008 los británicos Jaguar y Land Rover por 2.300 millones de dólares al norteamericano Ford. Pero estas adquisiciones audaces son más dolorosas de lo previsto, sobre todo por los problemas de financiación y supresiones de empleos en Europa.
Los resultados trimestrales anunciado este viernes no incluyen estas dos marcas inglesas de lujo. El patrón del grupo, Ratan Tata, advirtió el jueves a sus 350.000 empleados de que deben prepararse para "decisiones difíciles" ante lo que promete ser "la crisis económica mundial más grave de la historia contemporánea".