sábado, 14 de febrero de 2009

RIESGO DE NEUMONIA


Los corticosteroides inhalados incrementan el riesgo de neumonía en casos de EPOC
Según informan investigadores, el uso de inhaladores que contienen corticosteroides para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) podría incrementar el riesgo de neumonía en hasta un setenta por ciento
Los corticosteroides inhalados, que se usan para el tratamiento del asma, no están aprobados para pacientes de EPOC. Sin embargo, un producto comercializado por GlaxoSmithKline, Advair, combina esteroides con agonistas beta y está aprobado para tratar la EPOC. Symbicort, comercializado por AstraZeneca, es un producto similar que actualmente está siendo estudiado para su uso en pacientes de EPOC.
"No es que no supiéramos del potencial para estos riesgos, pero estos riesgos deben estar equilibrados con los beneficios inciertos de los medicamentos que ofrecen algo de alivio para los síntomas de estos pacientes", señaló el Dr. Sonal Singh, profesor asistente de medicina interna en el Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest.
Nadie debería dejar de usar un inhalador basándose en los resultados de este estudio, advirtió Singh. Sin embargo, los inhaladores no son efectivos para la EPOC "y además implican riesgos sustanciales", dijo.
El informe aparece en la edición del 9 de febrero de la revista Archives of Internal Medicine.
Para el estudio, el equipo de Singh analizó los hallazgos de 18 estudios que incluyeron a un total de 16,996 personas. Los investigadores buscaron casos de neumonía entre quienes estaban usando corticosteroides inhalados durante al menos 24 semanas.
Los compararon con las personas que habían usado un placebo y también compararon a los que habían usado una combinación de corticosteroides inhalados y antagonistas beta de acción prolongada con los que sólo habían usado un broncodilatador de acción prolongada.
Los investigadores hallaron que la gente que tomaba corticosteroides solos o combinados con broncodilatadores aumentó su riesgo de neumonía entre sesenta y setenta por ciento. Sin embargo, el aumento de la neumonía no se relacionó con un aumento en el riesgo de muerte.
Singh anotó que el hallazgo implica que cerca de uno de cada 47 pacientes de EPOC que usa un inhalador de corticosteroides por un año probablemente desarrolle neumonía relacionada con el uso del medicamento.
La gente debería discutir los riesgos y los beneficios de los medicamentos con su médico, advirtió Singh. "Hay que sopesar los riesgos y, lamentablemente, hay pocas opciones para los pacientes de EPOC".
La EPOC es una enfermedad destructiva y progresiva de los pulmones, que generalmente es causada por el tabaquismo. No existe una cura conocida. Entre los síntomas se encuentran problemas para respirar, secreción de moco, tensión oxidativa e inflamación de las vías respiratorias.
La EPOC es la cuarta causa de muerte en los Estados Unidos, pues acaba con la vida de más de 120,000 personas al año, de acuerdo con el National Lung Health Education Program. Se calcula que hasta 24 millones de estadounidenses tienen EPOC y la cifra aumenta rápidamente.
Katie Neff, vocera de AstraZeneca, anotó que Symbicort no está indicado actualmente para el tratamiento de la EPOC, aunque la empresa está pidiéndole a la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos que apruebe su uso para esa afección. Además, dijo, los resultados de los ensayos del producto con pacientes de EPOC no hallaron aumentos en la neumonía.
"La información de SHINE y de SUN (dos estudios que examinaron el medicamento en pacientes de EPOC) demostraron que Symbicort fue bien tolerado durante seis y doce meses, respectivamente", aseguró Neff. "La incidencia de eventos adversos relacionados con la neumonía no fue distinta de la de las ramas de tratamiento con Symbiocort comparado con un placebo".
Patty Johnson, vocera de GlaxoSmithKline, no estuvo de acuerdo con la afirmación de que Advair no beneficia a los pacientes de EPOC.
"Los beneficios de Advair para tratar pacientes de EPOC se han establecido claramente", aseguró Johnson. "Advair reduce las exacerbaciones de la EPOC en treinta por ciento".
Johnson anotó que el hallazgo de que Advair aumenta el riesgo de neumonía es conocido y se menciona en la etiqueta del empaque del producto y en el prospecto de información para el paciente. "Los médicos necesitan examinar el perfil total de riesgos y beneficios del producto para todos sus pacientes", dijo.
El Dr. Norman Edelman, director médico de la Asociación Estadounidense de Neumología, anotó que el beneficio de usar esteroides para el tratamiento de la EPOC aún no está claro.
"El asunto es de importancia porque las combinaciones de esteroides inhalados y agonistas beta de acción prolongada se están comercializando cada vez más para casos de EPOC"; aseguró Edelman. "Advair es el principal en este momento y probablemente Symbicort sea aprobado para la EPOC por la FDA pronto. También me comentaron que hay otro más en proceso".
La conclusión más razonable es que los esteroides inhalados sí aumentan la neumonía en casos de EPOC sin incrementar las muertes por neumonía, señaló Edelman.
"Por otro lado, se ha demostrado que las combinación reducen las exacerbaciones de EPOC y mejoran la función", dijo. "Además, algo de la información sugiere actualmente, pero no prueba, que alargan la vida".
Este estudio sugiere que los efectos beneficiosos de las combinaciones se deben a los agonistas beta de acción prolongada, broncodilatadores, y no a los esteroides, e implica que la manera de tratar la EPOC es solo con estos agentes, aseguró Edelman. "Estoy seguro de que veremos más análisis sobre esto", agregó.
La EPOC es un problema de salud importante en todo el mundo, aunque los investigadores todavía necesitan realizar el tipo de avance logrado con otras causas de muerte importante, aseguró Edelman.
"Esto podría deberse a que algunos la han considerado una enfermedad autoinfligida, por el tabaquismo, y por consiguiente no vale la pena estudiarla, pero esto es injusto", dijo. "Casi todos los fumadores se han vuelto adictos como adolescentes por una opulenta y voraz industria tabacalera. Además, hace falta más investigación sobre la detección precoz y la reversión de la destrucción pulmonar".