domingo, 15 de febrero de 2009

ARRESTOS EN SAN VALENTIN


Policía india arresta a cientos en escaramuzas por San Valentín
MUMBAI - La policía india vigiló el sábado universidades de Mumbai decoradas con globos en forma de corazón y arrestó a cientos de fanáticos hinduístas en todo el país para controlar incidentes violentos por el Día de San Valentín.
Decenas de miembros del partido fundamentalista Shiv Sena, que por años han interrumpido las celebraciones por San Valentín, fueron arrestados en Mumbai y Gwalior, dijeron funcionarios policiales.
En Bangalore y Mangalore, más de 400 seguidores de facciones fundamentalistas, incluyendo al líder del partido Sri Ram Sena, fueron puestos el viernes bajo custodia preventiva, horas después de que una corte local ordenara al estado verificar lo que describió como "comportamiento violento por parte de agentes morales".
"Todos los clubes, bares y restaurantes e incluso tiendas que venden tarjetas por San Valentín cuentan con protección. No toleraremos ningún incidente de violencia", afirmó el comisionado de la policía de Bangalore, Shankar Bidri.
India ha estado en alerta desde que un reciente ataque contra mujeres en un bar de Mangalore por parte de Sri Ram Sena provocó encendidos debates sobre los autodenominados "guardianes morales", que obligan a preservar valores tradicionales en la sociedad.
Sri Ram Sena, descrita como la facción talibana en el estado sureño de Karnataka, había advertido a tiendas, restaurantes y bares que no celebraran del Día de San Valentín.
En respuesta, grupos de jóvenes se organizaron en redes sociales de internet como Facebook y Orkut para acudir a los bares y enviar al partido bragas rosadas, en una campaña que reunió a decenas de miles de seguidores en todo el mundo.
"No espero esta clase de basura en Karnataka. ¿Quiénes son estos tipos para decirnos cómo deberíamos celebrar San Valentín?", dijo Sushmita, un residente de Bangalore que no quiso dar su apellido.El creciente número de jóvenes y mujeres independientes en India se han convertido en un blanco fácil de algunos activistas religiosos y políticos.
En la ciudad oriental de Bhubaneswar, grupos fundamentalistas hundúes merodearon por las calles para separar a las parejas en parques y jardines.