viernes, 9 de enero de 2009

URUGUAY ASPIRA A ACUERDOS CON INDIA


Uruguay aspira a acuerdos con India

El derecho reclamado por India a proteger sus mercados agrícolas subiendo aranceles ya no debería obstruir un acuerdo multilateral de comercio como ocurrió en julio, afirmó el representante uruguayo ante la OMC Guillermo Valles, cuyo país junto a Estados Unidos fue uno de los que más se opuso a ese planteo.
"Ha habido avances de las dos partes, y con voluntad política y esfuerzos, se comenzó a encontrar una solución", dijo Valles en una entrevista telefónica con la AFP el lunes por la noche. Las discusiones sobre el denominado Mecanismo de Salvaguardias Especiales (MSE) "aún están en riesgo, pero razonablemente puede haber un acuerdo", agregó. El director de la OMC Pascal Lamy decidió el lunes postergar una semana, para el 17 de diciembre, una eventual reunión ministerial de la OMC para cerrar la Ronda de Doha de liberalización del comercio mundial, iniciada en 2001. Lamy alegó en una carta enviada a los 153 países miembros de la OMC que esperaba avances en tres grandes temas: iniciativas sectoriales (mayor apertura de los países en desarrollo a productos industriales), MSE y algodón, "que requieren un serio examen político". India, como líder del grupo de los 33 (G33, países pobres no exportadores de alimentos) presentó en la reunión ministerial de julio en Ginebra una propuesta para aumentar hasta en un 100% los aranceles de un producto agrícola que hubiese tenido un incremento de 10% de sus importaciones y defenderse así, sobre todo, de las subvenciones de EEUU y Europa a su agricultura. Ese gatillo y ese nivel de aumentos fueron considerados intolerables por países exportadores agrícolas, desarrollados y en desarrollo, como Estados Unidos, Australia, Uruguay, Paraguay, Costa Rica o Tailandia. El texto de compromiso divulgado esta semana por la OMC modula los niveles a partir de los cuales podrá gatillarse el MSE. Si la importación de un producto supera entre un 20% y un 40% el promedio de doce meses de referencia, los aranceles podrán superar hasta en un tercio a los aranceles máximos autorizados. Si el brote importador es superior al 40%, el arancel podrá romper hasta en un 50% el techo autorizado. Y todo eso a condición de que "los precios internos estén descendiendo efectivamente" a causa del aflujo de importaciones, dice la propuesta. Según el embajador Valles, las soluciones contempladas ahora pasan por propuestas que permitirían a India proteger sus importaciones agrícolas "sin que esto afecte a otros países en desarrollo".