viernes, 9 de enero de 2009

MATAN A JEFE DE AL-QAEDA


"Matan" a jefe de al-Qaeda

Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos creen haber matado al jefe de operaciones de al-Qaeda en Pakistán y otro líder de la organización durante una operación llevada a cabo el día de Año Nuevo.
Se informó que Ahmed era el principal ayudante de al-Kini.Usama al-Kini y Sheik Ahmed, principal ayudante del primero, habrían sido abatidos durante un ataque con misiles lanzado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).
El hecho ocurrió en Waziristán del Sur, en la zona fronteriza de Pakistán con Afganistán cuando un avión no tripulado lanzó los misiles.
Los funcionarios de inteligencia, que prefirieron el anonimato, aseguraron que los dos hombres se encontraban en un edificio que se utilizaba para entrenamiento en explosivos en la zona. Uno de los informantes indicó que ambos murieron mientras preparaban nuevos actos de terrorismo.
"Estas muertes son una importante pérdida en el corto plazo para el liderazgo de al-Qaeda" dijo a la agencia de noticias Reuters el funcionario antiterrorista de EE.UU..
Frecuentes ataques
El corresponsal de la BBC en Washington, Jonathan Beale, explicó que son raras las ocasiones en que la CIA confirma ataques llevados a cabo en Pakistán, pese a que en los últimos meses se han perpetrado numerosas ofensivas contra figuras clave de al-Qaeda que operan cerca de la frontera con Afganistán.

EE.UU. afirma que al-Kini participó en el atentado contra el hotel Marriott en Islamabad.Según la CIA, al-Kini era jefe de operaciones de la red al-Qaeda en Pakistán y supuesto responsable del ataque con bomba en el hotel Marriott en Islamabad. Unas 55 personas murieron cuando un coche-bomba embistió contra el establecimiento.
EE.UU. lo acusa además de participar en los atentados contra embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998 y era sospechoso de estar detrás de un frustrado intento de asesinato contra la ex primera ministra paquistaní, Benazir Bhutto, quien falleció luego en otro ataque.
Los dos hombres nacieron en Kenia y figuraban en la lista de los más buscados del FBI.