martes, 20 de enero de 2009

DIGITAL SAMBA LLEGA A INDIA


Digital Samba se refuerza con su desembarco en India

Sólo tienen siete años de vida pero han apostado firmemente por su consolidación internacional con una red de oficinas. La razón es que esta compañía, fundada en 2002 por Robert Strobl, Matthias Kritz y Jorge Maiquez sólo obtiene el 5% de sus ingresos en el mercado español, mientras que el 95% procede del exterior.
La compañía, que ha desarrollado un software que permite hacer videoconferencias a través de Internet con voz e imagen en tiempo real, facturó 500.000 euros en 2008 y este año espera alcanzar el millón de euros.
“El 85% del mercado de la web conferencia está en EEUU, con competidores como Webex, Adobe o Microsoft”, explica Robert Strobl. Por eso, esta empresa que creció en el vivero de empresas de Barcelona Activa hasta que el año pasado trasladó sus oficinas a la calle Roger de Llúria de la capital catalana, donde trabajan tres empleados, vio su gran oportunidad en el mercado exterior.
Digital Samba ha abierto oficinas en Hamburgo (Alemania), donde trabajan tres empleados, en Harrisburg (EEUU), con siete trabajadores, y ahora en Bombay (India), donde cuentan con Rohit Tikmany como máximo responsable. En cada uno de estos países, Digital Samba dispone de una red de colaboradores que llevan a cabo las labores comerciales.
El 95% del negocio de la compañía procede del mercado internacional y el 5% de España -->
“Hemos decidido entrar en India porque son muy innovadores en la formas de comunicarse, tienen conocimientos tecnológicos altos y se vende mucha web conferencia porque es un país muy grande”, afirma Strobl. “A pesar–añade– de que en India no tienen mucho ancho de banda, los profesionales de allí reconocen muy rápidamente las ventajas de la web conferencia”.
Conexión de InternetPara mantener una videoconferencia con calidad suficiente sólo es necesario disponer de una conexión a Internet de 500 Kilobits (la mitad de un megabit), según Strobl. “Con una webcam y un micrófono y sin moverte de tu ordenador puedes mantener una videoconferencia simplemente entrando en un link; es tan fácil como ver un vídeo en YouTube”, señala Strobl.
Hasta ahora, la videoconferencia tradicional requería contratar una línea de RDSI (Red Digital de Servicios Integrados), montar una sala de videoconferencia en la empresa y llamar a un técnico para que la pusiera en marcha. Con la aplicación de DigitalSamba todo se hace a golpe de click. “Espero que la crisis nos beneficie, porque nuestro software sustituye muchos viajes y supone un ahorro de costes importante”, explica.
Con la tecnología de Digital Samba entre seis y diez persona pueden mantener una multivideoconferencia, en la que además de vídeo y audio se pueden compartir documentos de PDF, power point o cualquier documento del escritorio.
El software de la empresa también permite hacer presentaciones para hasta mil personas. “Esta aplicación es muy útil si quiero hacer cursos de formación, una rueda de prensa o una presentación de resultados, ya que puedo mandar un link a mis contactos para que entren, vean y escuchen la presentación además de que puedan hacer preguntas a través de chat”, dice Strobl. La multiconferencia para diez personas cuesta cien euros al mes y la presentación para miles de personas, 2.500 euros al mes para cuatrocientos usuarios.
Entre los clientes de Digital Samba se encuentra en España la Dirección General de Tráfico, el Instituto de Tecnología de Nueva York o la empresa del sector de educación Manipal Universal Learning, en India.