martes, 20 de enero de 2009

CRISTIANOS EN PAKISTAN


Los cristianos paquistaníes
luchan por salir de la discriminación
Los cristianos de Pakistán, la minoría religiosa más significativa del país, acogen entre la esperanza y el escepticismo las promesas del actual Gobierno 'secular' de mejorar sus condiciones de pobreza y marginación social en la república islámica surasiática.Entre dos y tres millones de cristianos viven oficialmente en un Estado de más de 165 millones que en 1947 fue creado como un 'hogar' para los musulmanes del subcontinente indio, tras una sangrienta partición que obligó a millones de hindúes y sijs a abandonar el territorio hoy paquistaní con destino a la India.Los cristianos, que optaron por permanecer en sus hogares, viven hoy discriminados en una nación en la que los no musulmanes apenas representan el 3,5 por ciento de la población, según el último censo de 1998.'Este Gobierno está comprometido con los derechos de las minorías', aseguró en entrevista con Efe el ministro de Minorías, Shahbaz Bhatti, el primer católico y no musulmán en este cargo en la historia del país, que desde su nombramiento en noviembre de 2008 intenta abordar 'asuntos que nunca fueron tratados'.Una de estas medidas, anunciada la semana pasada y pendiente de aprobación, consiste en establecer una cuota para todas las minorías religiosas del 5 por ciento de los puestos en el Senado y la Administración.'El Gobierno (del Partido Popular) lo está haciendo bien, el ministro que nos representa tiene voluntad', aseguró a Efe el obispo de las ciudades de Rawalpindi-Islamabad, Anthony Lobo, quien precisó que (a Bhatti) 'le queda mucho trabajo' por delante, pues 'la situación no es fácil'.Según Lobo, la mayoría de los cristianos -repartidos por igual entre católicos y protestantes- 'viven en arrabales, en condiciones de mucha pobreza, sin facilidad de acceso a trabajos dignos' y desempeñando labores de limpiadores, sirvientes o conductores, entre otras.'No hay cristianos ricos en Pakistán. Casi todos son descendientes de parias o intocables, gente fuera del sistema (hindú) de castas. Eran los únicos que podían convertirse. Existen muy pocos casos de musulmanes convertidos al cristianismo', agregó.Se han dado caso de conversos que afrontan amenazas de muerte, sobre todo en zonas donde más arraigo tiene el radicalismo musulmán como en Peshawar, y también de cristianos que optan por ocultar su fe empleando nombres musulmanes.'Casi todos tenemos trabajos malos. A menudo es un problema ser cristiano, pues los puestos buenos se los llevan los musulmanes', se quejó a Efe Andreas, un cocinero desempleado que habita en uno de los muchos barrios de chabolas de la capital paquistaní.A las quejas de Andreas se suman las de muchos otros cristianos consultados por Efe, quienes también criticaron su baja representación en cualquier estamento oficial y observaron con escepticismo los prometidos aires de cambio.'Si no tienes contactos o no das sobornos, no entras en puestos gubernamentales, a no ser que tu educación sea muy buena', explicó un cristiano que prefirió guardar el anonimato, y que añadió que las cuotas prometidas por Bhatti se aprobarán sabiendo que no son acordes a la realidad.Según varias fuentes religiosas, en Pakistán podrían existir hasta diez millones de cristianos y hay casi mil poblaciones, sobre todo en la provincia oriental de Punyab, exclusivamente habitadas por esta minoría confesional, aunque tanto el obispo Lobo como el ministro Bhatti consideraron estas cifras demasiado elevadas.Ambos negaron que existan irregularidades en el sistema electoral paquistaní que impidan a los cristianos ejercer su derecho a voto, a pesar de que varios cristianos aseguraron a Efe que en sus familias no todos los integrantes pudieron ejercer tal derecho aún estando en edad legal y disponer de todos los papeles en regla.'No hay ninguna política de restricción de voto. Quizás haya sucedido algún incidente, pero desde luego no hay una intención por parte del Gobierno', aseveró Bhatti.Las minorías, mantuvo, 'también han desempeñado un papel importante en la creación de Pakistán y ya (el fundador del país, Mohammed Alí) Jinnah expresó antes de la independencia que no debería haber discriminación'.