jueves, 25 de diciembre de 2008

"PAPA NOEL"...LLEGA A LA INDIA

HYDERABAD

Papá Noel llega a la India y… se va de compras

HYDERABAD (LA INDIA).- Aunque parezca mentira y, al igual que la Coca-Cola, Papá Noel también recorre el mundo entero y ¡llega hasta la India!

Papá Noel llega a la India...

Estoy en Hyderabad, capital de Andhra Pradesh, Estado musulmán por excelencia. Los burkas, los cánticos musulmanes y el olor a kebab inundan la ciudad y a pesar de ello ¡he visto a Papá Noel! Ufff, me parece increíble… Le he visto en un trineo tirado por renos y junto a los árboles de Navidad, eso sí, siempre dentro de centros comerciales o en macroanuncios en lo alto de los edificios, y es que aunque en la India hay un 2.3% de cristianos (unos 24 millones de habitantes), el espíritu navideño se vive más como un reclamo comercial para las clases pudientes del país que como sentimiento religioso. Sin embargo, cuando sales del centro comercial, hay unas pobres mujeres con niños en el regazo mendigando para comer algo ese día que te hacen recordar cuál es el verdadero espíritu navideño, el sentimiento de servicio al prójimo y bondad.

La Navidad cristiana india se celebra en algunas familias conmemorando el nacimiento de Jesús los cuatro domingos antes del 25 de diciembre, día de Navidad. Hogares e iglesias se decoran con guirnaldas, luces, papás noeles subiendo por los tejados al estilo americano… aunque el adorno navideño por excelencia es un centro de hojas verdes con cinco velas, cuatro de ellas en el borde y una en el centro. Las velas se van encendiendo según van pasando los domingos hasta llegar el día de Navidad, cuando se enciende la vela central, normalmente de color blanco, que representa la luz de Dios que llega al mundo con el nacimiento del niño Jesús.

Una iglesia católica en la ciudad vieja de Goa.

Al final del día, la Nochebuena dará paso a un maratoniano convite donde los comensales, vestidos con sus mejores galas, se deleitan con riquísimos manjares: biriani, ya sea vegetariano o no dependiendo de la familia, pollo o pavo relleno, y por supuesto no pueden faltar los curris, diferentes, variados y muuuuuy especiados.

Un arbolito de Navidad en un hogar cristiano indio.

Después, llega la hora más dulce de la noche cuando se reparten dulces típicos indios como son el gulab-jamum, payasam y los famosos, y de nuevo de tradición americana, cakes o bizcochos. ¡Les encantan! Tras el transparente choque de las copas donde se brinda por la esperanza, el amor y la paz en el nuevo año, cada uno recoge su regalo cuidadosa y misteriosamente colocado bajo el árbol de Navidad. Entrada ya la madrugada, las familias suelen ir a la misa de Navidad, conocida por nosotros como 'misa del Gallo' y, en el caso de que alguien se encuentre muy pesado, lo puede dejar para la mañana siguiente, que se repite. Para las familias más pobres, este festejo se reduce a una humilde cena y visita a la Iglesia, donde el 'damos las gracias por el pan nuestro de cada día' recobra un elevado valor.

Otros festejos como son la Nochevieja o el día de Reyes, fechas en los que los españoles disfrutamos cual enanos divirtiéndonos hasta horas tempranas con el alcohol corriendo por las venas, en India no se celebran. La Nochevieja es la última noche del año que se suele celebrar con una simple cena familiar (sin uvas ni nada por el estilo), y la noche de Reyes pasa totalmente desapercibida, ya que nuestros indios cristianos no saben quiénes son los tres Reyes Magos… desde luego que ellos se lo pierden y sobre todo sus regalitos, jijiji…

En ciudades como Mumbai o Bangalore, la juventud sí sale a merodear por las calles y bares. Aunque el estado con más porcentaje de cristianos sea Kerala, es en Goa donde las celebraciones navideñas superan lo inimaginable, ya no tanto a favor del espíritu navideño, sino como una fiesta interminable de día y de noche donde el baile, la playa y las drogas juegan sus mejores partidas para atraer a millones de personas de todo el mundo.