viernes, 26 de diciembre de 2008

DESPLIEGUE POLICIAL EN IGLESIAS


Despliegue policial en iglesias del este
indio ante la llegada de la Navidad
El ministro indio del Interior, P.Chidambaram, aseguró hoy que el Gobierno ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad ante la llegada de la Navidad en la región oriental de Orissa, donde este año se han registrado disturbios entre hindúes y cristianos.
En un comunicado, Chidambaram instó a los lugareños a mantener la "paz" durante las celebraciones navideñas y detalló que 49 escuadras de las fuerzas paramilitares indias y cuatro equipos de las Fuerzas de Acción Rápidas (RAF) se han desplegado para ayudar a los agentes de Orissa a apagar cualquier brote de violencia.
"La situación en Orissa ha centrado la atención del Gobierno central en las últimas dos semanas", subrayó.
Desde que el pasado 23 de agosto fuera asesinado el líder hinduista Laxmanananda Saraswati, acción que los radicales atribuyeron a las minorías cristianas de la región, disturbios entre ambas comunidades, con su epicentro en el distrito de Kandhamal, acabaron con la vida de unas 40 personas.
"Hemos aumentado la seguridad en alrededor de 30 iglesias.
Estamos llevando a cabo patrullas intensivas", declaró a la agencia IANS el superintendente de Policía de Kandhamal, S. Praveen Kumar.
"Hay algunas personas que quieren crear problemas y están extendiendo rumores de que la situación es tensa, pero la situación es absolutamente normal" en Kandhamal, afirmó Kumar.
En otros distritos de Orissa con población católica como Sambalpur, Sundergarh, Gajapati, Mayurbhanj o Keonjhar también se ha reforzado la presencia policial.
Unas 2.400 viviendas de cristianos y 120 recintos religiosos han resultado total o parcialmente destruidas desde agosto, y alrededor de 8.000 católicos viven desde entonces desplazados en campos de refugiados.
Grupos hinduistas de la zona que habían hecho un llamamiento para que se anularan las celebraciones navideñas hasta que fueran detenidos los responsables de la muerte de Saraswati han desconvocado finalmente sus protestas tras las garantías del Gobierno de Orissa, que ha asegurado que siete personas han sido ya arrestadas.
Orissa, junto a la sureña Kerala, es una de las regiones con mayor presencia católica, aunque también hay diversos grupos étnicos que profesan la fe protestante, sobre todo en el noreste del país.
Según el último censo oficial, de 2001, los cristianos representan el 2,3 por ciento de la población india, de mayoría hindú.