martes, 23 de diciembre de 2008

ACEITE ESPAÑOL PARA INDIA


Aceite español para India y China
El presidente del Grupo Sos, Jesús Salazar, quiere llevar su aceite de oliva al mayor número de...
L. CeciliaGrupo Sos ha tenido un año intenso de adquisiciones y venta de negocios para afianzar su liderazgo en el mercado mundial del aceite de oliva y del arroz. Las oscilaciones de los precios del aceite de oliva en los últimos tres años han mantenido cauto al grupo que ha esperado una mayor estabilidad para continuar su carrera internacional. Tras la compra de su máximo competidor mundial en aceite de oliva, el italiano Bertolli a la multinacional Unilever, ahora su interés se centra en crecer sobre todo en países emergentes y especialmente en dos mercados: China e India, que están recogiendo crecimientos en aceite de oliva nunca vistos en los países occidentales.En India, Sos introdujo la marca Carbonell en enero de 2008. Ya estaba presente en este mercado con la marca Fígaro, líder del mercado con una cuota del 60%. En India, el 65% del consumo total de aceite de oliva se orienta a usos cosméticos, frente al 35% que se destina a alimentación. Para lanzar Carbonell, Grupo Sos ha firmado un acuerdo con uno de los chefs más renombrados de la India para que actúe como imagen del mismo en un país con más de 1.000 millones de habitantes y una población mayoritariamente joven y cada vez más preocupada por una dieta saludable. La industria india del aceite de oliva está creciendo un 90% anual y se espera que este crecimiento alcance el 150% en el año 2010. En 2007, la India importó 23.000 toneladas de aceite de oliva, año en el que el Consejo Oleícola Internacional (COI) dedicó 500.000 euros a fomentar el consumo del aceite de oliva en aquel país. Para 2009, su presupuesto es de al menos tres millones de euros. Según fuentes del grupo, el crecimiento global de la compañía será de en torno al 15-20% anual para los próximos tres años en este país.Previsiones a corto plazoEn China, Sos está presente con dos marcas, con la italiana Carapelli (con una cuota de mercado del 3%) y con Carbonell, que se introdujo a finales de 2007. El mercado chino está muy atomizado con muchas marcas entrando y todavía no hay ninguna que domine el mercado. Cuenta con dos importadores locales y es un país donde la distribución moderna tiene un peso mayor que en la India y está centrada en las grandes ciudades. En China, un 30% de las ventas totales de aceite de oliva se realizan como regalo caro o de distinción, equivalente a regalar aquí una botella de whisky caro. La cocina china utiliza sobre todo aceites de semillas de sabores muy ligeros (soja, maíz, colza, cacahuete y girasol), por lo que todavía es necesaria una labor de educación y promoción del aceite de oliva para introducirlo en su cocina. Pero cada vez preocupa más tener una dieta saludable, sobre todo a la clase media que ya representa un 22% de la población, lo que está favoreciendo el crecimiento del consumo de aceite de oliva, que crece a una velocidad media de un 50% al año. Grupo Sos, como empezó con un nivel más bajo en China que en la India, espera un crecimiento mayor en el gran país asiático, en torno al 30-35% anual para los próximos tres años.No es de extrañar el abordaje de estos países por el grupo Sos, ya que con la compra de Bertolli ha conseguido ser el líder mundial con una cuota del 22% en aceite de oliva embotellado y presencia en más de 100 países. En EEUU tiene una participación de mercado superior al 35%.Existen otros países emergentes que Grupo Sos también está interesado en abordar, según fuentes del grupo. Se trata de otros países asiáticos como Taiwán, donde hay un mercado ya interesante de consumo de aceite de oliva, Corea o Vietnam.