lunes, 10 de noviembre de 2008

HEDGE FUNDS


Algunas técnicas de ‘hedge funds’ para explicar sus malos resultados
Hace unos días hice un análisis detallado de las cartas que los hedge funds enviaron a los inversores en las últimas semanas para explicar sus espantosos resultados en el tercer trimestre.Las misivas nos lleva a querer llorar, incluso sin más provocación. Hay que reconocer que debe de haber sido endemoniadamente difícil serenarse dada la magnitud de las pérdidas, pero se podría pensar que serían aplicables los principios normales: ser directo, ajustarse a los hechos e intentar ofrecer alguna esperanza para el futuro. Las dos cartas que estudié (una de Greenlight y otra de TPG-Axon Capital) siguen normas distintas. Parece que las épocas insólitas exigen técnicas de comunicación insólitas. La primera regla es no ser directo. Si no tienes nada bueno que decir, abarca cualquier hecho pasado y espera que nadie se dé cuenta. El comunicado de Greenlight contiene nueve páginas; en de TPG-Axon, 17 interminables hojas. El mensaje para los inversores es que incluso si no están ganando mucho dinero, no cabe duda de que están recibiendo un montón de tinta. Regla dos: disculparse brevemente al principio y continúa con rapidez. Greenlight dice fugazmente sentirse “frustrado” por los resultados y admite de refilón “errores”. TPG-Axon es más elegante: “Lamentamos haberlo defraudado”, asegura Dinakar Singh. Regla tres: culpar al mercado y diagnosticar una enfermedad mental. Greenlight se queja de la esquizofrenia del mercado; TPG-Axon de su depresión maníaca. Regla cuatro: acusar a cualquier otro que se te ocurra. Greenlight señala a los bancos y a los gobiernos.Regla cinco: iniciar muchas frases con “sinceramente” . Regla seis: apelar a las emociones. “Estamos inmensamente agradecidos por su apoyo”, asegura TPGAxon, dando la vaga impresión de que se trata más de una organización benéfica que de la forma más feroz de capitalismo. Lo que me gustaría saber es si estas cartas han calmado a los inversores distrayéndolos del tema en cuestión o si los han enfadado aún más