martes, 9 de septiembre de 2008

SESENTA HERIDOS EN CHOQUES CON POLICIA


Sesenta heridos en choques con la policía en Cachemira
Nueva Delhi, 8 sep (PL) Al menos 60 personas resultaron heridas hoy en el Valle de Cachemira cuando manifestantes chocaron con la policía que usó balas de goma, disparos al aire y gas lacrimógeno para dispersarlos.
Telediarios reportaron en sus espacios nocturnos que grupos de manifestantes salieron a las calles y apedrearon a las fuerzas del orden durante la huelga general decretada en protesta contra la realización de las elecciones para la Asamblea de Jammu-Cachemira.
Los enfrentamientos tuvieron lugar en Baramulla, Maisuma, Safa Kadal, Nawab Bazar, Rajouri Kadal, Naid Kadal, Nawa Kadal, Seki Dafar y Nowhatta, donde el sábado un agente mató a un joven de un disparo de bala de goma.
En esa localidad, 18 personas resultaron heridas en los choques, incluidos ocho policías.
El paro fue convocado por la Conferencia Hurriyat, una agrupación islámica a cuyos líderes el gobierno central cataloga de separatistas.
La Comisión Electoral (CE) se reunió hoy en Nueva Delhi con siete partidos nacionales y tres estatales para evaluar la situación en ese norteño estado a raíz de dos meses de violentas protestas en torno a la controvertida concesión de un terreno al santuario hindú de Amarnath.
Las elecciones en Jammu-Cachemira estaban previstas para octubre, después de la festividad religiosa musulmana de Ramadán, pero la convulsión sufrida en esa comarca primero hizo colapsar el gobierno estatal y llevó a muchos a pensar en la necesidad de posponer el sufragio.
La CE debe definir la fecha de los comicios pues este miércoles 10 vence el mandato del gobernador estatal.
Dos de los principales partidos en Jammu-Cachemira, Conferencia Nacional y el Democrático Popular, ambos de base musulmana, consideran que la realización del sufragio en la fecha prevista tras dos meses de violencia no es propicia para ese ejercicio.
En cambio, el conservador partido Bharatiya Janata y organizaciones de izquierda se oponen a una posposición, en tanto el Partido del Congreso dice que acatará lo que la CE determine.