martes, 23 de septiembre de 2008

RELIGIONES PARA LAPAZ



El asalto a las religiones: Religiones para la Paz


Obaid también anunció que el Fondo para la Población de la ONU apoyará el Global Faith-Based Organization Forum que se define como un grupo de cooperación multirreligiosa para la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz, que se reunirá en Estambul en octubre próximo.

El Fondo sabe que la mayor oposición a sus proyectos proviene de las confesiones cristianas, especialmente de la Iglesia Católica. Sin ir más lejos en 2004, se realizó en Amsterdam, organizada por el gobierno holandés y el Fondo para la Población de las Naciones Unidas, en preparación para el Cairo+10, una reunión internacional sobre “derechos sexuales y reproductivos, cultura y religión”. Una de sus conclusiones, calificada de “vital” en el documento conclusivo fue la de invertir recursos humanos y fondos para “‘convencer’ a los líderes religiosos a democratizar su discurso en materia de derechos sexuales y de derechos reproductivos”, (UNFPA, Cairo and Beyond, Summary Report, New York, 12-03-04; Amsterdam, 07/09-03-04) (NG 713). (Puede verse también, FNUAP, La Oposición Religiosa y Política para la Salud y los Derechos Reproductivos, New York, 03-06-2006)

El Global Faith Forum, depende de la organización Religiones para la Paz (Religions for Peace), cuyo presidente emérito es el príncipe El Hassan bin Talal de Jordania, que fuera presidente del Club de Roma y miembro del consejo del proyecto Carta de la Tierra. Religiones para la Paz fue firmante de la Declaración de Montserrat (vid. NG 889).

Religiones para la Paz apoyó en la ONU la creación de la nueva religión universal para “una nueva era, era dorada de armonía y prosperidad, de paz y justicia”, (cfr. UN, The Millennium NGO’s Forum Declaration, New York, 18-05-00; Terra Viva, Special Edition, 26-05-00). El texto mezcla pasajes bíblicos del Profeta Isaías, las Profecías de Zoroastro, las Promesas del Corán, la Visión Sikh, la Doctrina Jain, y las teorías de Confusio, del Budismo, el Taoísmo; el Bhagavad-Gita, el sintoísmo, las escrituras Bahá’í, y la religión sioux, se trata de la consagración internacional del indiferentismo religioso.
(Para más datos vid. Sanahuja, Juan C., El Desarrollo Sustentable. La Nueva Ética Internacional, Ed. Vórtice, Buenos Aires 2003).