martes, 9 de septiembre de 2008

MONUMENTO AL AMOR



Monumento al amor
Era el heredero del Gran Imperio Mogol. Se llamaba Shah Jahan. Tenía 20 años. Se enamoró de Mumtaz Mahal. En 1612, con 19 años, ella se convirtió en su segunda esposa. Le dio un hijo y murió mientras le acompañaba en una campaña militar en Berhanpur. Cuentan que ella le pidió una tumba que simbolizara la belleza de su amor. Aseguran que ese mausoleo fue la obsesión del príncipe Shah Jahan. Más de 20.000 personas trabajaron en su construcción.Le llaman Taj Mahal, que significa Corona del Palacio. Aunque muchos mantienen que es un apócope del nombre de la princesa, Mumtaz Mahal (Luz de Palacio). Es una tumba situada a orillas del río Yamuna, en Agra (India), que entremezcla los estilos hindú y musulmán. Se construyó en mármol blanco, traído desde Makrana (Rajasthán) en cientos de elefantes. Las piedras y los adornos llegaron desde Tíbet, Egipto, Sri Lanka, Irán y China. Los trabajos comenzaron en 1632 y duraron 22 años. Su coste fue desmedido: 40 millones de rupias. Una sangría presupuestaria que debilitó las arcas reales y costó el trono al enamorado príncipe Shah Jahan: su hijo Aurangzeb lo derrocó. Lo encerró en el fuerte de Agra donde, dicen, murió viendo la tumba de su amada. Arquitectos y artistas de Asia, Irán e India contribuyeron a levantar el Taj Mahal, y, al parecer, el príncipe Shah Jahan se involucró mucho en el proyecto. Se cree que el turco Ismail Afandi diseñó las cúpulas mientras que Chíranji Lal, de Delhi, se hizo cargo de los mosaicos. A la lista se añaden el cantero Amir Ah, de Beluchistán, y el calígrafo persa Amanta Khan. Según cuenta la leyenda, Shah Jahan mandó cortar las manos del maestro de obras Listad Isa para impedir que volviera a construir algo parecido a este monumento al amor, con incrustaciones de lapislázuli, jade, coral y ámbar, que cambia de color según la luz del día y resulta espectacular en las noches de luna llena.