martes, 16 de septiembre de 2008

INCURSION YANQUI EN PAKISTAN


Incursión en Pakistán de coalición liderada por EEUU frenada por disparos
PESHAWAR, Pakistán — Helicópteros de la coalición internacional liderada por Estados Unidos fueron recibidos con disparos al intentar entrar en zonas tribales de Pakistán desde Afganistán, en un incidente dado a conocer el lunes por fuentes locales y desmentido por el ejército paquistaní.
Tanto el ejército paquistaní como las fuerzas de la coalición negaron este incidente.
Sin embargo, poco antes, un mando militar paquistaní, con base en la zona, había afirmado lo contrario, insistiendo en que las tropas paquistaníes no habían tomado parte en el ataque.
"Hubo disparos, pero nuestras tropas no estuvieron implicadas", declaró, cubierto por el anonimato, a la AFP. "Se oyeron disparos, pero no hubo violación del territorio de Pakistán", agregó.
El anuncio del ataque había sido revelado por fuentes locales. "Las tropas de la coalición dirigida por Estados Unidos se acercaron a la frontera en helicóptero e intentaron entrar en Pakistán, pero disparos de las tropas paquistaníes les obligaron a retirarse", declaró a la AFP un alto responsable de las fuerzas locales de seguridad que requirió el anonimato.
El ataque, según la misma fuente, tuvo lugar en la noche del domingo en el lado afgano de la frontera, cerca del distrito tribal paquistaní de Waziristán del Sur, donde Washington dispara misiles con cierta regularidad contra los insurgentes islamistas de Al Qaida, y no causó víctimas.
Sin embargo, el portavoz del ejército paquistaní, el general Athar Abbas, negó el ataque. "Son informaciones falsas, ningún helicóptero penetró de nuestro lado de la frontera, ni ningún soldado disparó a nadie", afirmó.
"Lo hemos comprobado, hay un puesto de guardas fronterizos en esa zona, pero ningún incidente de este género se ha producido", reiteró.
La coalición liderada por Estados Unidos con sede en Bagram, Afganistán, aseguró no tener conocimiento del incidente del domingo.
"Nuestros helicópteros vuelan cerca de la frontera llevando a cabo misiones de rutina, pero ninguno ha intentado cruzar a Pakistán", dijo un funcionario de la oficina de prensa.
Este nuevo incidente se produce en un momento en el que aumenta la tensión entre Estados Unidos y Pakistán, tradicional aliado de Washington en su "guerra contra el terrorismo".
Estados Unidos amenazó la semana pasada con multiplicar las operaciones militares en las zonas tribales paquistaníes fronterizas con Afganistán, a lo que respondió el jefe del ejército paquistaní jurando que sus tropas se opondrían "a cualquier precio" a una violación de su territorio.
El pasado tres de septiembre Islamabad denunció que comandos estadounidenses trasladados en helicópteros desde una base de Afganistán habían atacado un pueblo paquistaní matando a 15 civiles, entre ellos mujeres y niños.
Washington no comentó este incidente, pero tampoco lo negó.
También la pasada semana, aviones norteamericanos sin piloto procedentes de Afganistán dispararon cuatro misiles contra el noroeste de Pakistán, que mataron a por lo menos a 38 personas, entre ellas civiles.
Washington considera que el ejército paquistaní no se emplea a fondo en la "guerra contra el terrorismo", pero Pakistán, único país musulmán dotado de la bomba atómica, ha pagado ya cara su implicación en esta lucha: más de un millar de soldados muertos en combate en las zonas tribales desde 2002 y, sobre todo, más de 1.200 civiles asesinados en atentados terroristas desde hace algo más de un año.