jueves, 18 de septiembre de 2008

EL VERDADERO ORIGEN DEL SOCIALISMO PROGRESISTA

Palabras como socialismo o socialistas fueron utilizadas a principios del siglo XIX en en la Nouvelle Encyclopédie, en 1830; en el periódico francés Le Globe en 1832; en la revista Co-operative Magazine en 1897… La palabra “social” se enfrentaba a la palabra “individual” y sus exigencias, reclamaba el enaltecimiento de los derechos de los hombres post-revolución-francesa, invocaba un nuevo orden, un nuevo orden social que desplazara y rompiera las estructuras socioeconómicas que venían en el devenir histórico: esclavismo, feudalismo, capitalismo…

No se sabe a ciencia cierta cuando comenzó a gestarse este pensamiento social, aunque como anteriormente nombramos en ejemplos, había personajes importantes, grupúsculos y/o medios informativos que iban impulsando poco a poco esta nueva corriente. Sin embargo, la historia pareciera colocarnos un punto importante de desvelamiento: la gran Revolución Francesa.

Pero, ¿Quiénes estaban detrás de la Revolución Francesa? ¿Quiénes fueron los intérpretes de esta corriente social que pretendía un nuevo orden socialista? La implicación de los illuminati y de masones en la Revolución Francesa está fuera de toda duda. El duque de Orleáns, Saint-Just, Danton, Herbert, Lafayette, Mirabeau, Marat, Robespierre, Desmoulins y Babeuf, fueron algunos de los iniciados y revolucionarios masones e illuminati que participaron en la gran Revolución. Máximos grados Illuminati bávaros ya disueltos como Johan Joachim, Christopher Bode y el barón de Busche, además del creador de la Masonería Egipcia de Rito Egipcio, el illuminati Alessandro de Cagliostro, ya andaban por las logias u orientes franceses en los años 1788-1789. La influencia de los restos de los Illuminati de Baviera, disueltos por los procesos inquisitoriales por parte de la nobleza, la masonería de la Gran Logia inglesa fundada por pastores protestantes, cristianos conservadores y nunca iniciados, acompañados por los martinistas, fue de gran contenido e impacto.

LOS ILLUMINATI PRECURSORES DEL SOCIALISMO

“Pocos de estos hombres, si es que había alguno, conocían el plan del que sólo estaban informados los más altos jefes de la masonería. La mayor parte creían que simplemente estaban tomando parte en la causa de obtener independencia de un tirano. La masonería era para la mayoría de ellos, como lo es para la mayoría de los masones hoy en día, meramente una organización fraternal que promueve fines sociales y provee a sus miembros de un entorno de camaradería” William T. Still

El fundador de Los Illuminati de Baviera, Adam Weishaupt (1748-1811), explicaba que –la Igualdad y la Libertad son los derechos esenciales que el Hombre, en su perfección originaria y primitiva, recibió de la Naturaleza... El primer atentado contra esa Igualdad vino del establecimiento de la propiedad. El primer atentado a la Libertad vino de la Sociedad y los gobiernos. Los únicos apoyos de la propiedad y de los gobiernos son las leyes civiles y religiosas. Así pues, para restablecer al hombre en sus derechos primitivos de igualdad y de libertad hay que comenzar por destruir toda religión, toda sociedad civil, y terminar por abolir la propiedad-. También podemos recalcar parte de su pensamiento cuando expone –he propuesto una explicación de la Francmasonería, ventajosa desde todos los puntos de vista, por cuanto se dirige a los Cristianos de todas las confesiones, los libra gradualmente de todos los prejuicios religiosos, cultiva y reanima las virtudes de sociedad por una perspectiva de felicidad universal, completa y rápidamente realizable, un Estado donde florecerán la libertad y la igualdad, un Estado libre de los obstáculos de la jerarquía, la clase, la riqueza arroja continuamente a nuestro paso… no tardará el momento en que los hombres serán dichosos y libres-.

Adam Weishaupt fue el primer gran socialista revolucionario, y por consiguiente los Illuminati bávaros seguían la misma senda, del la cual se nutrió la masonería operativa y revolucionaria, La conspiración de los Iguales, de Blanqui, del socialismo científico (comunismo) de Marx y Engels y del socialismo libertario (anarquismo) de Bakunin y Kropotkin.

Los Illuminati de Baviera fue una orden paramasónica, es decir, con una estructura y grados masónicos pero soberanos e independientes de la Gran Logia inglesa y del Gran Oriente francés, fundada en Baviera, Alemania, el 1 de Mayo de 1776 por Adam Weishaupt. Weishaupt describía a la Orden como la masonería operativa restablecida de la tradición masónica, ya que ésta devolvía, como en otrora, al Hombre a su estado primigenio de libertad y descubrimiento de la divinidad interna, la transformación del operario por medio del trabajo iniciático, a la transformación de éste y la realidad que lo envuelve, mientras que la masonería moderna (inglesa) fundada por dos cristianos nunca iniciados, castraron todo indicio operativo de la masonería y del dios de la Luz, el cual fue muy valorado por Marx, Bakunin y Fourier. Posteriormente Francia de desmarca acertadamente de la Logia inglesa por sus normas y moral cristiana muy conservadora, sectaria y manipuladora, creando así el Oriente francés, aunque sin embargo, Weishpaut planteaba que no pudo superar el idealismo, la metafísica tan arraigado que había entroncado James Anderson, para dar paso finalmente al materialismo, a la razón atea, a la ciencia y el rigor, como sí lo había hecho la orden iluminista.

La Orden defendía una iniciación basada en los términos de igualdad, libertad, fraternidad y revolución, términos que posteriormente fueron la consigna de la Revolución Francesa; un sistema iniciático de trece grados que se fundamentaba en el “despertar” de la consciencia del Hombre “dormido”, en la coherencia, en la ciencia, en el rigor, en la filosofía materialista…

Sin embargo, gracias al proceso inquisitorial los illuminati bávaros fueros disueltos, perseguidos y torturados, y alguno de ellos que pudieron, ya establecidos en otras latitudes europeas y de los cuales muchos fueron a dar a Francia y EEUU, se unieron a las filas masónicas francesas y estadounidense nutriendo e infiltrando el corpus ideológico iluminista revolucionario. A pesar de eso, a lo largo de la historia, la masonería regular o especulativa (inglesa) y la irregular o liberal (francesa), y los cuerpos iluministas estadounidenses dieron la espalda traicionando hasta hoy, sus orígenes más profundos libertarios e igualitarios.

POR LA SENDA ILUMINISTA: MARX, BAKUNIN, PROUDHOM, KROPOTKIN

“Todo lo que vive tiende a realizarse en la plenitud de su ser. El hombre, ser vivo y pensante al mismo tiempo, para realizarse debe ante todo conocerse” Mikhaeil Bakunin.

Karl Marx (1818-1883), el Prometeo de Tréveris, de origen judío, fue el que sentó las bases del socialismo científico o comunismo, siendo sus obras más destacadas El Manifiesto del Partido Comunista y El Capital. Marx en su juventud, en la Universidad de Berlín, se unió a una sociedad secreta de carácter iluminista y hegeliana en 1836 llamada Doctor Club. Ya para 1846, una organización iniciática secreta descendiente de Los Illuminati llamada, La Liga de los Doce Justos de los Illuminati, financió a Marx para que escribiera el Manifiesto, el cual aparece en 1848 y la Liga cambia su nombre a la Liga de los Comunistas. Ahora, los Illuminati habían creado e impulsado el comunismo, trasladando así en el Manifiesto, las principales premisas illuminati bávaras, propuestas socialistas y revolucionarias:

- Abolir las monarquías y promover las repúblicas.

- Abolir la propiedad privada, los derechos sucesorios y eliminar la desigualdad social.

- Abolir las naciones y las fronteras y convertir a la humanidad en una única patria.

- Abolir las religiones y promover el laicismo.

- La toma del poder.

Igualmente, estas ideas nutrieron a los anarquistas o socialistas libertarios como Mikhail Bakunin (1814-1876) y Pietr Kropotkin (1842-1921). De hecho, Bakunin aparece en “Bakunin y la Internacional en Italia del 1864 al 1872” de Max Nettlau (1865-1944), el principal historiador del anarquismo, la documentación que acredita a Bakunin como grado 32º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, éste pertenecía a la logia de Les Elus d´ Hiram de París; Pierre Joseph Proudhom (1809-1865) fue iniciado el 8 de enero de 1847 en la logia de Besançon, y otro como Luis Le Blanc (1811-1882) era miembro de la Logia L´Humanité de la Drôme.

No es raro ver que el 1 de Mayo, El Día del Trabajo y de La Razón, haya sido el día en que fue fundada la orden de Los Illuminati de Baviera.

EN LATINOAMÉRICA: FRANCISCO DE MIRANDA, EL PADRE DE LA MASONERÍA Y LA REVOLUCIÓN

Por otro lado, en la historia de América se aprecia la buena influencia iluminista, de las cuales los franceses y los estadounidenses vieron con muy buenos ojos en su momento. Por ello no es raro ver que en la firma del Acta de Independencia de Estados Unidos, de cincuenta y seis personas, sólo uno no era masón; la gran mayoría de nuestros próceres venezolanos fueron masones, de hecho, Francisco de Miranda (1750-1816) es considerado el padre de la masonería latinoamericana. Él fue el fundador y Gran Maestre de la Sociedad de Lautaro, una sociedad con ciertos nexos a los Carbonarios, los cuales tuvieron nutridos e influenciados por los restos de los Illuminati. Dicha Sociedad de Lautaro o Caballeros Racionales, tenía sede como en Londres y Cádiz, y era tendente a abolir la monarquía e implantar la república en América y en especial Caracas; su fin último era la independencia de América. Por esto, Miranda siempre buscó apoyo en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, en los cuales participó en sus revoluciones, muy acercadas a los ideales illuminati y del cual vemos su relación a través de Los Carbonarios. Gracias a su participación en la Revolución Francesa, Francisco de Miranda aparece en el Arco de Triunfo de París.

La Logia de Lautaro fundada por Miranda tenía unos grados de iniciación independentistas y demócratas, muy cercanos a los ideales illuminati y masónicos revolucionarios que promovieron e idearon la Revolución Francesa basados en la libertad y la igualdad y, por consiguiente, el socialismo.

Otros de los tantos ilustres independentistas que promovieron las naciones fueron: Bolívar, iniciado en Lautaro por Miranda en 1803 en Cádiz; Simón Rodríguez, José María España, Manuel Gual, Pedro Gual, Andrés Bello, Rafael Urdaneta, Santiago Mariño, Carlos Soublette, José Tadeo Monagas, José Félix Ribas, Antonio José de Sucre, Daniel Florencio O´Leary, José María Vargas, Juan Crisótomo Falcón, José Antonio Páez, entre otros muchos. En otras latitudes, Lafayette, Washington, San Martín, O´Higgins, Rizal, Martí, Garibaldi, Sandino, Franklin.

Para la historia, siempre ha quedado resaltado que Bolívar en 1828, prohibió toda sociedad secreta (en especial la masonería) en la Gran Colombia. Bolívar quizás impulsó erradicar todo resto de aristocracia y monarquía de la cual la masonería inglesa estaba relacionada al igual que la francesa. La Gran Logia inglesa estaba relacionada e infiltrada en la aristocracia y la nobleza inglesa al igual que el Oriente francés que estaba relacionada con la familia napoleónica. El fundador y creador de la masonería egipcia del Antiguo y Primitivo Rito de Memphis y Misraïm, el illuminati Cagliostro, fue el iniciador del mismo Napoleón Bonaparte en la masonería egipcia.

CONCLUSIONES

Ahora es tiempo de colocar las cosas en su lugar y saber quién fue cada quién y qué es cada que. Como vemos, el verdadero origen del socialismo y su historia ha sido nutrida e influenciada por el corpus ideológico e iniciático de los Illuminati, quienes después de su desintegración gracias a los procesos inquisitoriales, se internaron en las filas masónicas para impulsar una realidad libertaria, revolucionaria, independentista e igualadora en diferentes realidades en el mundo, que, aunque se vio plasmado en sumo sus objetivos y fines, no se lograron por completo. Weishaupt, Los Illuminati y los masones operativos-revolucionarios no pudieron culminar sus objetivos, como también otras tantas tradiciones, logias, obediencias, órdenes, filósofos y socialistas varios que han impulsado y catapultado este bello ideal de Libertad e Igualdad y Amor. Todo ello para transformar este mundo, en uno mundo más libre, justo y digno para todos los seres humanos. Hoy, legado y objetivos que debemos continuar y culminar.