domingo, 14 de septiembre de 2008

BOMBAZOS EN SERIE


Bombazos en serie alteran la vida en Nueva Delhi
Nueva Delhi. Cinco explosiones esta noche en tres concurridos mercados en esta capital mataron al menos, según los primeros partes, a 20 personas y se reportan casi 100 heridos.
Los atentados tuvieron lugar en el mercado Ghaffar en Karol Bagh, Connaught Place y en el M Block de Greater Kailash, tres céntricas áreas, entre las 18:10 y las 19:00 hora local, informan los telediarios NDTV 24x7, Times Now y CNN-IBN.
En total fueron siete las bombas colocadas, pero la policía logro desactivar dos, una de ellas en la Puerta de la India, simbólico y céntrico monumento en la avenida Rajpath, en tanto se decretó la máxima alerta en la urbe.
El primer ministro Manmohan Singh condenó los mortíferos sabotajes contra sitios de alta concentración pública.
Las explosiones alteraron de inmediato la vida en la ciudad: las autoridades ordenaron la evacuación y el cierre del resto de los mercados y otros lugares públicos, y aconsejaron a la población a retirarse a sus domicilios y mantener la calma.
El tráfico se trastocó en ciertas arterías de la capital con congestionamientos provocados por la premura de los motoristas por tratar llegar a sus respectivos destinos.
La primera bomba estalló en el mercado de Ghaffar, e inmediatamente después otras tres explotaron en Connaught Place y la quinta en el mercado M Block.
La explosión en Karol Bagh fue tan potente que lanzó un auto por el aire y lo tiró contra cables del tendido eléctrico lo cual provocó fuertes chispazos y dejó parte de la zona sin electricidad. Esto contribuyó a que se intensificara más la confusión y el pánico.
En un mensaje enviado por correo electrónico a medios periodísticos, el grupo denominado Mujahideen Indios, se responsabilizó con los sabotajes esta noche en Nueva Delhi.
Esa misma organización, que se responsabilizó de los ocho atentados en Jaipur, Rajasthan, en mayo, y los 26 en Ahmedabad en julio, dijo que en total serían nueve los bombazos en la capital.
La última vez que Nueva Delhi fue objeto de un atentado de alta proporción fue en noviembre de 2005 en víspera de la festividad de Diwali en el mercado de Sarojini Nagar, que dejó saldo de 60 muertos.