viernes, 29 de agosto de 2008

PROTESTAS POR VIOLENCIA ANTI-CRISTIANA


Protestan cristianos indios por violencia en Orissa
Nueva Delhi, 29 ago Todas las instituciones cristianas, incluidos centros escolares, en el estado indio de Orissa cerraron hoy en protesta por la violencia comunal extrema desatada contra esa comunidad por dos organizaciones hinduistas, reportan telediarios.
Templos, casas cultos, escuelas, orfelinatos y viviendas de la colectividad cristiana en Orissa han sido víctimas de un desafuero vandálico y brutal por grupos extremistas de las agrupaciones ultraconservadoras Vishva Hindu Parishad (VHP) y Rastriya Swayamsevak Sangh (RSS).
El Frente de Izquierda denunció que turbas han llegado a quemar vivas a dos personas, entre ellas una maestra que cuidaba niños en un orfelinato al cual atacaron.
Oficialmente se informó de 10 muertos, pero otras fuentes aseguran son 15, indicó el telediario NDTV 24x7.
Grupos hinduistas la emprendieron contra centros y miembros de la comunidad cristiana en el distrito de Kandhamal tras la muerte del líder del VHP y otros cuatro afiliados presuntamente en un ataque por uno de los grupos armados maoístas que operan en Orissa.
El primer ministro Manmohan Singh describió la actual violencia en ese oriental estado de vergüenza para la nación y prometió una asistencia de 300 mil rupias, unos siete mil 150 dólares, para cada familia víctima de tal atropello.
Singh se reunió el jueves con representantes de varias denominaciones cristianas, incluido el Consejo Nacional de Iglesias de la India, la Conferencia de Obispos Católicos de la India, la Iglesia Ortodoxa y la Sociedad Evangélica de la India.
A esos organismos religiosos Singh les prometió que se destinarán recursos del Fondo de Ayuda del Gobierno para aliviar las penurias y rehabilitación de los afectados.
El dignatario solicitó al ministro Jefe de Orissa adoptar las medidas necesarias para restaurar la normalidad y brindar pronto auxilio a las víctimas, en especial los niños.
Las organizaciones religiosas pidieron al primer ministro que el Buró Central de Investigaciones abra una pesquisa sobre el desencadenamiento de los hechos, así como el despliegue de fuerzas del ejército y de la milicia policial para evitar nuevos desmanes.
Los líderes cristianos también exigen acciones punitivas contra los responsables por la desarmonía comunal.