sábado, 30 de agosto de 2008

PROPUESTA PARA RESOLUCION DE CONFLICTO


Propone gobierno indio arreglo para conflicto en Jammu-Cachemira
Nueva Delhi, 30 ago El gobierno indio propuso un arreglo, que contempla el uso temporal de un terreno próximo al santuario hindú de Amarnath, en busca de poner fin a dos meses de intenso conflicto comunal en Jammu-Cachemira.
La propuesta, discutida con líderes de la organización religiosa hindú Amarnath Sangharsh Samiti (ASS), incluye la utilización por tres meses del terreno durante la peregrinación al santuario en el norte del Valle de Cachemira.
Se podrán edificar viviendas prefabricadas provisionales para albergar a los peregrinos y en los trabajos participarán los residentes de la localidad.
Pero la propiedad de la tierra no será transferida a la junta del santuario, en tanto las autoridades serán las encargadas de administrar el lugar durante la festividad religiosa y no ASS, reportó el telediario NDTV 24x7.
La controversia estalló cuando el gobierno estatal concedió 40 hectáreas de terreno al consejo del santuario. La comunidad musulmana en Cachemira protestó enérgicamente tal decisión y las autoridades locales revocaron la iniciativa.
Entonces, líderes religiosos hinduistas con apoyo de partidos conservadores iniciaron en Jammu, donde vive la mayoría hindú en ese norteño estado, un movimiento contra la revocación, el cual tomó un carácter anti-islámico.
Las carreteras que enlazan a Cachemira con el resto de la India fueron bloqueadas para aislarla económicamente, y esto provocó intensas protestas por la comunidad musulmana.
Casi 50 personas murieron y cientos más resultaron heridas en violentos enfrentamientos comunales y en choques con la policía y las milicias paramilitares.
El gobierno estatal colapsó y las autoridades centrales intervinieron al ver que la agitación hinduista revivió y alimentaba los sentimientos separatistas en Cachemira.
Para evitar que el arreglo propuesto, el cual puede entrar en vigencia este fin de semana, genere inconformidad en la colectividad islámica, representantes del gobierno discuten el asunto con líderes musulmanes de Cachemira.