viernes, 15 de agosto de 2008

DIA DE LA INDEPENDENCIA INDIA


La India arriba a los 61 años de independencia

Nueva Delhi, Afligida por un irreverente conflicto religioso, atrapada en una espiral inflacionaria y en busca de un controversial acuerdo nuclear con Estados Unidos, la India arriba hoy a los 61 años de independencia.
En un mensaje a la nación desde el monumental Fuerte Rojo que data del siglo XVII, emblemática fortaleza en la historia india, el primer ministro Manmohan Singh expresó preocupación por el conflicto religioso en Jammu-Cachemira que mantiene enfrentados a hindúes y musulmanes.
Dividir al pueblo en nombre de la religión puede representar una amenaza a la unidad del país, advirtió Singh, y llamó a todos los partidos políticos a unirse para resolver la polémica en torno al santuario de Amarnath a través del diálogo.
Esta semana 24 personas murieron en ese norteño estado, casi todas por disparos de la policía.
Singh insistió en la necesidad de la unidad nacional para garantizar la estabilidad y el desarrollo del país.
En política exterior, el primer ministro dijo que las relaciones de la India se basan en el principio de buena vecindad con nexos de paz, estabilidad y prosperidad.
No obstante, dijo que no podrán concretarse las iniciativas de paz con Paquistán si no se atiende el problema del terrorismo.
Agregó que el atentado contra la embajada india en Kabul en el cual Nueva Delhi insiste está involucrado el servicio de inteligencia paquistaní, “ensombrece la normalización de las relaciones”.
Recordó que la economía ha crecido el nueve por ciento en los últimos cuatro años, pero aceptó que la inflación, la cual hoy supera el 12 por ciento, representa un problema para el desenvolvimiento económico y prometió que el gobierno trabajará para controlarla.
Singh dijo que se ha invertido en la agricultura y se trabajará para afrontar el galopante desempleo.
Sin embargo, en un artículo que publica hoy el diario The Times of India titulado “¿Es esta la independencia por la cual derramamos la sangre?”, el activista social Sandeep Pandey critica que es cada vez más hondo el abismo entre la minoría rica y la inmensa mayoría de pobres.
Censura que la elite del país se resiste a la idea de un sistema escolar común, al tiempo que una salud de calidad por su elevado costo es cada vez más inaccesible para una vasta mayoría, incluida una gran porción de la clase media.
Lo mismo sucede con el acceso a la electricidad, el agua potable, la transportación y la comunicación especialmente en las zonas rurales, afirma el activista.
Ante esa situación, el primer ministro sin embargo “parece comprometido a cumplir sus promesas hechas al presidente norteamericano de concretar una asociación estratégica a costa de ignorar las prioridades del pueblo”, critica Pandey.
Este es un serio distanciamiento de nuestras políticas de no alineamiento e independencia, concluye.